Recuerda que disponemos de una sección donde damos respuesta a algunas de las preguntas o dudas que tengas!
Cambonam1.jpg

Los templos de Angkor en tres días

Los Templos de Angkor son una maravilla de este mundo, ¿nos acompañas a conocerlos en tres días?


Camboya y los Templos de Angkor.

Ya en el avión con destino Vietnam empecé a escribir este post, quería hacerlo con las sensaciones a flor de piel y este era el mejor momento. Por fin esta semana lo he terminado (5 meses después de llegar del viaje), espero que os guste y os sirva de guía y ayuda para todos los que pensáis y queréis ir a este precioso país.Solo fueron tres días, en los cuales nos centramos en descubrir la maravilla que son los templos de Angkor, pero nos encantaría poder volver a este país para saborearlo más y descubrirlo en profundidad, ya que solo con tres días nos bastó para enamorarnos de Camboya y desear volver más adelante.

Los templos de Angkor son impresionantes, mil veces los vimos en revistas de viajes, amigos que han viajado por la zona, cuentas amigas de instagram o facebook, que nos habían hecho marcar ese punto en el mapa como un destino al que teníamos que ir si o si. Así que cuando decidimos ir a Vietnam teníamos claro que Camboya tenía que entrar en los planes y así visitar los templos. La realidad ha superado sin lugar a dudas las expectativas. En tres días recorrimos lo más importante, y aunque desgraciadamente no nos ha dado tiempo a poder ver los más de 200 templos que quedan en pie, si hemos podido ver una gran parte, incluyendo algunos más pequeños y desconocidos, aunque preciosos también. Como no queríamos perder nada de tiempo, decidimos contratar los servicios de un tuk-tuk para que nos hiciera una ruta durante los días que duraba nuestra visita. Gracias al foro losviajeros.com contactamos con Chan, un muchacho que, aunque no es guía oficial, si conductor de tuk-tuk, habla español y te llevaba a todos los templos haciéndote una pequeña introducción de cada uno, contándote las cosas más importantes. Creo que ha sido todo un acierto, por que hemos conocido una persona excepcional, agradable, simpática y que además nos ha hecho descubrir un poco más su país y su gente. Nos ha tratado genial y ha conseguido que los días de Camboya hayan sido especiales (si queréis su móvil para poder contactar con el, pedírnoslo y os lo mandaremos por privado).

Nos ha contado cosas de su día a día, que son un país humilde, que casi todos cultivan arroz, pero no para venderlo, sino para su consumo. Hay mucha gente humilde que no tiene electricidad y por lo tanto se acuestan sobre las 6 de la tarde y se levantan a las 5 de la mañana, con las horas de luz solar. Comen arroz para desayunar, almorzar y cenar. También tienen a la palma como base de su alimentación, ya que del agua de palma hacen un montón de cosas; la que más nos llamo la atención es una especie de azúcar de palma que hacen y luego también lo convierten en caramelos, buenísimos!! Ha sido un país que ha sufrido mucho, y hasta hace bien poco, pero nuestro amigo Chan siempre tenía una sonrisa en el rostro, y te contagiaba positividad. Sin embargo nos cuenta que desgraciadamente Camboya es un país con bastante corrupción en el poder, de políticos y funcionarios, que son los que tienen la riqueza en el país, mientras el resto del pueblo vive como puede. También ha sido un pueblo saqueado, aunque sigue manteniendo mucha riqueza monumental y arquitectónica, muchas cosas fueron robadas, vendidas, o expoliadas por gente extranjera, o por el propio gobierno que las vendía a potencias extranjeras quedándose el dinero, y dejando al pueblo sin el legado que realmente les pertenece. Es un pueblo entregado con el visitante, amables, que intentan que te vayas del país con la mejor de las sensaciones y así nos ha pasado a nosotros.

Templos de Angkor.

Hablando ya de los templos de Angkor la ruta que nosotros hicimos durante los tres días que estuvimos fue la siguiente:

Primer día.-

El primer día nos recogió Chan en el hotel y nos llevó a Angkor Wat. Era el primer contacto en Angkor y nos llevaba al icono de los templos, al más grande y al más importante de todos los que hay allí. El calor era insoportable, sofocante, y no habíamos dormido en más de 24 horas, pero en cuanto lo tuvimos delante se nos olvidó todo.

Angkor Wat - Es un templo hinduista y está considerado como la mayor estructura religiosa jamás construida y uno de los tesoros arqueológicos más importantes del mundo. Se empezó a construir a principios del siglo XII en honor al dios Vishnú. Este templo consiste en muchas galerías, algunas de ellas dan a varios patios y hay un templo central, es un templo bastante grande. Nosotros tardamos aproximadamente una hora en visitarlo, en ese tiempo puedes verlo al completo, hacer fotos y disfrutar de uno de los templos más bonitos. A la entrada hay varios lagos, que dependiendo de la fecha del año que vayas, estarán llenos o casi vacíos, nosotros fuimos en la época seca. En todo el templo podrás encontrarte y ver algunos monjes. Chan nos estaba esperando en el parking con el tuk-tuk ya que como no es guía oficial, sino solo conductor, no puede acompañarte a los templos.

Puerta Sur o Puerta de la Victoria - Uno de los elementos más importante que nos podemos encontrar de toda la arquitectura en Angkor es esta puerta Sur. La veremos en las murallas que rodean la ciudad real conocida como Angkor Thom. Sorprende la torre ornamental de origen hindú en el centro que da acceso, y además en los laterales nos encontramos 24 dioses en un lado y 24 demonios en el otro, que simbolizan el equilibrio y nos habla un poco de la cultura de los camboyanos.

Bayon - Uno de los templos más bonitos, es un templo budista que se caracteriza por sus 54 torres llenas de cabezas de Budas, caras con muchas y variadas expresiones. Es uno de los templos más intrigantes sin lugar a dudas de toda Camboya. Dedicadle tiempo, subid a la parte de arriba que es desde donde tendréis mejor perspectiva de las caras de Buda y dejaros maravillar por este templo. Es impresionante.

Baphuon - Caminando cerca de Bayon se encuentra este templo al que se accede por una pasarela. Podréis encontrar una buena vista desde arriba ya que el templo es alto, aunque las escaleras son bastante empinadas. Es un templo más tranquilo que su vecino Bayon, por lo que la visita se hace agradable y podréis disfrutarlo tranquilamente.

Terrazas de los elefantes - Más adelante y siguiendo el camino marcado por nuestro guía Chan nos encontramos con la terraza de los elefantes. Éste es un vestigio más que nos demuestra lo que fue Angkor y la grandeza del imperio jemer, ya que aquí pudieron vivir aproximadamente un millón de personas en el siglo XII. Este lugar lo mandó construir el monarca para las ceremonias reales. A día de hoy queda poco de lo que fue y hay que echarle imaginación, pero todavía se ven vestigios y relieves tallados, también hay algunas columnas con formas de trompas de elefantes, que es lo que le da nombre.

Chao Say Tevoda - Pequeño templo del siglo XII.

Thommanon - Otro pequeño templo del siglo XII, este templo y el anterior lo vimos de forma rápida ya que son pequeños y se encontraban en nuestro camino hacia el templo donde veríamos el atardecer ese día.

Pre Rup - Templo hinduista que fue elegido por nuestro guía para ver el atardecer. Según nos contó hay otros templos desde donde poder ver el atardecer pero nos recomendó este por que era un poquito más tranquilo que los demás (y aún así estaba a rebosar de gente que, como nosotros, quería ver como caía el sol entre los templos de Angkor). Le dedicamos casi una hora a este templo y a ver como se ponía el sol.

Después de la puesta de sol nos fuimos cansados, pero muy satisfechos y contentos, hacia nuestro tuktuk que nos llevo de vuelta a Siem Reap después de un primer día en Angkor lleno de emociones y donde nos maravillamos con todo lo que pudimos contemplar.

Segundo día.-

El día empezó temprano para aprovechar el fresco de la mañana. En Camboya hace mucho calor, mucho. Nuestro viaje fue en Febrero, época seca, donde nos hizo todos los días 36-38 grados de temperatura, sumados a una humedad que casi no te dejaba respirar. Nos montamos en el tuktuk y de vuelta a Angkor para seguir disfrutando de los templos.

Ta Prohm - Empezábamos el día fuerte. Este era uno de los templos que más ganas teníamos de conocer, el famoso templo donde las raíces de los arboles han engullido parte del templo y donde podemos ver la naturaleza con toda su fuerza y esplendor. Famoso por que Angelina Jolie grabó aquí gran parte de una de las películas de Tom Raider, no nos cuesta comprender por que decidieron rodar aquí la película, ya que es un templo impresionante y donde la magia de la naturaleza ha hecho de este sitio una verdadera obra de arte.

Kbal Spean - Esta era una visita un poco alejada de Angkor, muy recomendable si quieres hacer algo más que ver templos en tu visita a la zona. Para llegar se tarda aproximadamente una hora en tuktuk y sirve para ver un poco más de paisajes, de pueblos, de gente… en resumen ver un poco más la vida de los camboyanos. Finalmente Chan nos llevó a una zona donde nos esperaba por delante una hora de caminata adetrándonos en la naturaleza, hasta llegar a un río. El camino transcurre entre arboles, raíces y piedras, y aunque hay alguna parte un poco más difícil, en general no resulta complicado llegar hasta el final del recorrido. Finalmente se llega a un río donde en su cauce hay rocas talladas con esculturas que representan dioses. Todo el suelo del río esta tallado con lindas, símbolos fálicos que representan el dios hindú Shiva. El simbolismo religioso esta muy presente en todo el país y aquí vemos una muestra. Esas tallas se creían que purificaban el agua. Un poco más adelante hay una pequeña cascada que en nuestro caso no contaba con mucha agua (fuimos en temporada seca, la mejor época y cuando el río lleva más agua es entre mayo a diciembre). Cuentan que bañarse en esa catarata ayuda a la fertilidad. Finalmente volvimos el camino andado y nos subimos al tuktuk para seguir viendo templos después de esta visita que sirve para ver y conocer un poco más Camboya.

Banteay Srei - A medio camino a Angkor paramos en otro templo, Banteay Srei. Templo hinduista dedicado a Shiva, es uno de los más bonitos que pudimos ver. Su nombre significa ‘La ciudadela de las mujeres’ y es de un característico color rojo, por la arenisca con la que se construyó. También se dice que fue construido por mujeres.

 

Antes de llegar al pueblo de nuevo Chan paró a un lado de la carretera donde había unos puestecillos y unas mujeres que vendían algo. Bajamos y Chan nos explicó que todo aquello que allí había eran cosas sacadas de la palma. Nos contó que es uno de las recuses económicos de toda la zona, la palma y todo lo que de ella se puede hacer. Utensilio de cocina, comida, caramelos… y muchas más cosas! Las mujeers nos hicieron una demostración de como sacaban el agua de la palma, la hervian, luego la cocinaba al fuego e iban haciendo los caramelos. En todo momento pensamos que esa demostración y todo aquello nos costaría dinero y al final nos pedirían algo. Pero la verdad que no fue asi, Chan le dio una pequeña propina de su bolsillo (aunque nosotros luego se la dimos a el) a las mujeres por enseñarnos todo lo que hacían ademas que fueron super agradables, eso si no hablan nada de ingles, aunque a veces no hace falta. Finalmente compramos unos caramelos, que nos costo un dolar, aunque en ningún momento nos vimos obligados a ellos. La verdad que nos gustó este alto en el camino para conocer más a su gente y sus costumbres. Para conocerles un poco más, y no solo la parte turística que ves en Angkor.

Finalmente Chan nos llevó a nuestro hotel en Seam Reap, y el resto de la tarde la dedicamos a conocer un poco más el pueblo, ya que prácticamente no nos había dado tiempo en los dos días que llevábamos. El pueblo es pequeño, muy turístico, y todas las cosas están enfocadas a los extranjeros que vamos a ver los templos de Angkor, así que poca esencia de Camboya podrás encontrar en sus calles ya que está lleno de restaurantes, pubs y… turistas. La calle principal es Pub Street y la verdad que cuando cae la noche esta ambientadísima, además que la ponen peatonal a cierta hora de la tarde. Dimos un largo paseo, cenamos y nos fuimos a la cama que al día siguiente Chan nos recogería en el hotel a las 4:00 de la mañana.

Tercer día.-

Amanecer en Angkor Wat - 04:30, Chan nos recoge y vamos dirección a Angkor, con los ojos aún pegados pero llenos de ganas y emoción, íbamos a realizar uno de nuestros sueños viajeros, ver amanecer en Angkor. Llegamos y no éramos los únicos que íbamos a ver el amanecer, un sinfín de tuktuk y de turistas llegábamos a esa hora, el ajetreo era constante. Llegamos, aún noche cerrada, y cogimos el sitio desde donde ver el amanecer. La verdad que tanta gente le quitaba un poco de encanto a la situacion, y decidimos quedarnos en un sitio que aunque menos centrado respecto al templo Angkor Wat, pero estaba más tranquilo y pudimos disfrutar de como los primeros rayos de sol iban saliendo detrás del templo. El cielo cambio de color morado, naranja, rosado… y de repente salió el sol tras Angkor. Fue realmente emocionante.

Preah Khan - Este templo es conocido como “La espada sagrada de Angkor”, Preah Khan fue una ciudad que contaba con un gran complejo universitario regentado por 15.000 monjes, se construyó un hospital y era un centro muy importante dentro del complejo de Angkor. En medio de la ciudad se construyó este templo que se decía que era donde se guardaba la espada protectora de Angkor. Este templo nos encantó, bastante grande, con cuatro puerta situadas en los puntos cardinales. Nos llevó una hora recorrerla, antes de irnos vinos en la galería central te lleva directo hasta la Estupa Sagrada, una estupa de carácter budista con forma de campana que nos recuerda que este es un templo budista y que era lugar de culto de los sacerdotes del reino.

Neak Pean - Pequeño templo que nos gustó mucho por su ubicación, ya que para llegar a él hay que pasar una pasarela y cruzar un lago precioso. Se dice que sus aguas eran purificadoras, y se usó para cura de algunas enfermedades y a modo de hospital.

Ta Som - Ta Som es un pequeño templo amurallado, que cuenta con cuatro puertas orientadas a los puntos cardinales. El templo no es muy grande y se recorre fácilmente, pero lo que más te impactará será la puerta este, donde nos encontramos un gran árbol, las llamadas higueras sagradas, que se ha fusionado con la puerta creando una imagen fascinante de la naturaleza haciendo de las suyas si la dejamos a sus anchas.

Mebon Oriental - Es un templo bastante parecido al Pre Rup. Está construido en forma de terrazas que se apilan las unas a las otras formando una pirámide. Tiene cinco torres y muchas imágenes de Shiva y estatuas de elefantes. Quizás no es el templo más bonito, pero si es perfecto para combinarlo con otros templos cercanos, como hicimos nosotros. Este templo antiguamente estaba en un islote y rodeado de agua, hoy nos cuesta imaginarlo ya que todo alrededor esta seco.

Y fin de tres días intensos en Camboya, los templos de Angkor nos han fascinado, su gente, su comida y la pena es que no podamos estar mas días en este precioso país ya que Vietnam nos espera….

Otros datos a tener en cuenta:

  • El horario de Angkor es de 05:00 de la mañana hasta las 06:00 de la tarde.
  • El precio de la entrada a los templos es: 37$ un día. 62$ tres dias, y 72$ 7 días.
  • Mientras estéis dentro del complejo de los templos hay puestos de comida y fruta en muchos sitios, así como agua y recuerdos. No olvidéis llevar siempre agua, el calor es infernal.
  • Nuestro hotel en Seam Reap fue Visoth Boutique (tiene una nota de 9,00 en Booking), a nosotros nos gustó bastante, 17 euros la noche, habitaciones grandes, cerca de las calles centrales y con piscina (aunque sin desayuno).
  • La ciudad de Seam Reap: cerquita del aeropuerto y a pocos kilometro de los templos de Angkor se encuentra esta ciudad que es el epicentro de todo viajero que viene a ver los templos, una ciudad enfocada al turismo, que pone todo a su alcance para que la persona que venga se lo pase bien y disfrute. Restaurante, calles llenas de ambiente cuando cae la noche y refresca, discotecas, karaokes, puestos callejeros de todo lo que te puedas imaginar. El centro de la ciudad no es nada grande y en 5 minutos andando estas en cualquier parte. La verdad que es un espectáculo pasear por Pub Street (su propio nombre lo indica…) al anochecer, y aunque demasiado turística esa zona (me recuerda un poco a sitios de turismo masivo y borrachera) tienes que pasear por allí y ver el ambiente. A nosotros nos gustó un poco más las calle cercanas a nuestro hotel, que eran un poco más tranquilas y tenían más ambiente camboyano, y estaban a cinco minutos andando del pleno centro de la ciudad.

Tags: Viajes Asia Camboya 18 dias de viaje Templos de Angkor Angkor Angkor Wat Angkor Thom Bayon Ta Prohm

Deja tus comentarios

Publicar comentario como invitado

0

Comentarios

  • No se encontraron comentarios