Recuerda que disponemos de una sección donde damos respuesta a algunas de las preguntas o dudas que tengas!
Kanazawa21.jpg

Kanazawa, ciudad de geishas y samurais

 Kanazawa cuenta con tres de las cosas más importantes en un viaje a Japón; castillos, geishas y samurais. ¿Te vas a perder esta ciudad? Acompañanos a conocerla! 


Que ver en Kanazawa.

Después de conocer Takayama, nos tocaba Kanazawa. Otra ciudad a unas 4 horas en tren de Takayama. Después de esta última ciudad el listón había quedado muy muy alto, y no sabíamos si esta ciudad estaría a la altura. Sin embargo, después de un primer contacto y de pasear por sus calles nos dimos cuenta de que era otra parada imprescindible en nuestro viaje.

Si Takayama tenía uno de los cascos antiguos mejor conservados, esta ciudad tiene dos de los barrios mejor cuidados; son los barrios de los samurais y de las geishas. Pero no solo tiene eso, sino que cuenta con más atractivos que hacen que sea una ciudad para marcar en el mapa en tu viaje a Japón.

Lo que no te puedes perder de esta ciudad es:

  • Cuenta con un mercado del pescado (no tan grande como el mercado de Tsujiki en Tokio o el mercado de Kioto, pero si imprescindible si visitas la ciudad). Es el mercado de Ōmi-cho. Se encuentra en el centro de la ciudad, es un bullicioso mercado de pescado donde encontraras de todo, pasea por sus pasillos y disfruta del ajetreo de vendedores y compradores. Tenéis que ir temprano para poder ver el mercado en su plenitud, y si os apetece podéis probar un sushi de lo más rico a precios de risa. Nosotros a pesar de que era primera hora de la mañana nos hartamos de comer sushi en uno de los puestos del mercado ya que el precio era bajísimo y la calidad de lo mas buena!

  • Cerca del mercado de Ōmi-cho se encuentra otro de los atractivos, el Castillo de Kanazawa, y el parque que lo rodea. Construido en 1580, este imponente castillo debe de ser una visita obligada; no tanto por su interior, al que no fuimos, si no por el parque que lo rodea y las vistas que tendrás del castillo; aunque más que castillo parece una fortaleza. Aunque no entramos en su interior, si puedes entrar (gratis) en una de las torres y ver las vistas que hay desde allí. También tienes que ver la imponente Ishikawa-mon, una de las puertas de entrada del castillo. Es una de las pocas cosas originales que quedan en pie del castillo, ya que la mayoría del recinto se destruyó en el 1881 a causa de un incendio.

  • Saliendo por la puerta Ishikawa-mon, enfrente nos encontramos con uno de los parques más famosos de Japón, de hecho es considerado uno de los tres mejores jardines del país. El jardín recibe el nombre de Kenroku-en, que significa “seis combinados”, los seis atributos de la perfección; aislamiento, amplitud, artificialidad, antigüedad, agua abundante y amplias vistas. Como veis en Japón los jardines son todo un arte, la verdad que son lugares de paz, donde puedes comprender un poco más la cultura japonesa, su forma de ser, y sobre su filosofía zen de vida. Cuesta 300 yenes, y si vais, intentar hacerlo lo más temprano posible, ya que nosotros fuimos a media mañana y estaba lleno de gente, cierra a las 18.00 en verano y a las 16.00 en invierno, y consta de 11’4 hectáreas.

  • El siguiente punto que no os debéis perder es el barrio de Higashi-Chaya-Gai, el barrio de Geishas de Kanazawa. Un entramado de calles estrechas y pintorescas, y aunque más pequeño que el famoso barrio de Gion de Kioto, es igual de precioso, o más, ya que al ser mas pequeño crea una atmósfera ideal. Las casas de este barrio son de madera de estilo clásico y están intactas y se conservan como el primer dia. Es un sitio al que ir, si o si. Lo de ver Geishas es mucho más difícil… aunque nunca se sabe!

  • Nagamachi es otro de los barrios que visitar, además queda cerca de la zona del Castillo. Lo maravilloso de este barrio, es que fue un barrio de samurais. Pasear por sus calles es imaginarse en la época en la que los samurais eran una parte importante del imperio, es como volver al pasado ya que muchas casas se conservan en perfecto estado. Muchas de esas casas son hoy museos; como el Museo de la residencia samurai Nomura-ke, el Museo Shinse Kinenkan o el Museo Maeda Tosanokami-ke Shiryokan. Nosotros la verdad es que no entramos en ninguno de los museos, sin embargo, nos perdimos por sus calles, por sus rincones y múltiples jardines, paseamos entre los riachuelos que sortean el distrito y nos imaginamos como se vivía allí cuando los samurais eran casi igual de importantes que los emperadores.

Kanazawa es una ciudad moderna, con centros comerciales, algún que otro rascacielos, y según oímos uno de los sitios donde mejor se come sushi de todo Japón. Una de las cosas más características de Kanazawa es su estación de trenes, (por la que seguramente pasarás para llegar o salir de la ciudad, ya que cuenta con una red de shinkasen) donde la puerta de la estación es un gran torii gigante.

Tags: Viajes Asia Japón Kanazawa Geisha Samurai

Deja tus comentarios

Publicar comentario como invitado

0

Comentarios

  • No se encontraron comentarios