Recuerda que disponemos de una sección donde damos respuesta a algunas de las preguntas o dudas que tengas!
Cambonam1.jpg

Camboya y Vietnam en 18 días

Viaje a Camboya y Vietnam durante 18 días, ¿nos acompañas en esta nueva aventura?


Camboya y Vietnam en 18 días.

Después de unas semanas desde que llegamos a casa, con el viaje un poco más reposado y las sensaciones y sentimientos interiorizados, queremos hacer un recorrido por todo los sitios que hemos podido conocer en estos 18 días. Días que nos ha dado tiempo a recorrer parte de dos nuevos países, en los cuales hemos vuelto ha enamorarnos del ser humano y de nuestro querido planeta, días que hemos vuelto ha aprender cosas, a conocer personas y ha volver a darnos cuenta de que el mejor dinero invertido es, sin lugar a dudas, el dedicado a conocer nuevos destinos, países y personas.

  • Camboya.-

Nuestro paso por este país ha sido breve y, sin lugar a dudas, volveremos. Pero ha sido suficiente para que se haya hecho ya un hueco en nuestros corazones. A parte de su gente, sus sonrisas y su hospitalidad, hemos podido ver una de las maravillas que nos ofrece este mundo, que ha día de hoy ha sido una de las que más nos han marcado, los templos de Angkor. Es una maravilla lo que esa civilización creó y construyó allí. Hoy en día, la mayoría de las cosas están destruidas, en mal estado o han desaparecido (Camboya ha sufrido muchas guerras y saqueos de ocupadores), pero podemos hacernos una idea de ese pueblo, tradiciones y cultura, y gracias a nuestro conductor y guía Chan, que nos explicó muchas cosas del pasado y del presente, pudimos hacernos una idea de como fue la época de Angkor. Nos alojamos en la cercana ciudad de Siem Reap, a unos 15 minutos de la entrada del recinto de los templos. Y durante tres días hemos recorrido todo los templos y alrededores. Hay que tener en cuenta que Angkor está compuesto por más de 600 templos, pero los más importantes son, Angkor Wat, Bayon, Angkor Thom… si contáis con un guía con tuk-tuk os hará una buena ruta y veréis además de estos que hemos mencionado, otros más pequeños, y descubriréis que todos y cada uno de ellos tienen algo especial.

Fueron días preciosos, que no podremos olvidar nunca. (Leer post Camboya)

  • Vietnam.-

Hanoi - Nuestro primer contacto con Vietnam, después de los días en Camboya, fue la ciudad de Hanoi.

La primera impresión la podemos resumir en una palabra; caos. Sin embargo, después de caminar unos minutos por la ciudad, conocerla y descubrir todos los rincones, ese caos resulta cautivador e imnótico. Vietnam cuenta con una población que ronda los 90 millones de personas, y se cree que hay unas 70 millones de motos. Así que imaginaos, moverse por su calles es toda una aventura, y sobrevivir a cruzar un paso de cebra una odisea. En Vietnam el tema de la moto es casi una religión, y seguro que viviréis alguna que otra anécdota con ellas. En Hanoi hay que dejarse llevar por el encanto del barrio antiguo, curiosear y ver como es el día a día de sus habitantes, ya que hacen mucha vida en la calle. Pasear por el templo de la filosofía, darse una vuelta por el parque (si vais un domingo, mejor que mejor, ya que ponen peatonales todas las calles de alrededor y la gente salta a la calle a pasear), ver la catedral de Notre Damme, resquicio de cuando Vietnam fue colonia francesa… y en general, disfrutar de una ciudad que te cautivará!

Bahía de Halong - un paraíso en la tierra, todo lo que veáis o hayáis oido hablar sobre ella se queda corto. Hemos estado en contacto con la naturaleza en muchas ocasiones y en muchos sitios, pero la verdad que las formaciones rocosas que allí encontramos, situadas de forma aleatoria, crean un sitio maravilloso. Nuestra experiencia aquí consistió en dos noches y tres días en un crucero, kayak, comidas, atardeceres de ensueños, siestas en el camarote, excursiones a la isla de Cat Ba… fueron alguna de las cosas que hicimos en nuestro paso por la Bahía de Halong.

Ninh Binh - Tam Coc - Al lado de la ciudad de Ninh Binh se encuentra la zona conocida como Tam Coc. Es muy conocida por las maravillas que se encuentran en sus alrededores, por ejemplo, hay dos ríos en las inmediaciones y es típico realizar paseos en barca río arriba y ver los paisajes de esa zona, conocida como la Halong terrestre, por las formas de las rocas (similares a las que ves en Halong); los dos recorridos en barco son el de Tam Coc y el de Trang An. Además de estos paseos en barca, encontraras templos, pagodas, miradores, la que fue su antigua capital, naturaleza y arrozales. Lo mejor es alquilar una moto y dejarse perder!!

Hue - Ya en el centro del país, se encuentra este pueblo, antigua capital durante muchos años, y gracias a eso quedan muchos resquicios antiguos. Lo primero que fuimos a ver fueron las tumbas reales; cada rey, en vida, creaba su mausoleo y su tumba para la hora de su muerte, y cada rey lo intentaba hacer más grande y más bonito que su antecesor. También se encuentra la ciudad imperial, y la ciudad prohibida. En Hue estaba la residencia real, aunque en el país no quedan reyes y prácticamente todo lo referente a ellos ha desaparecido, pero aquí quedan resquicios de como eran y como vivían. La ciudad imperial, así como Hue fueron escenarios de cruentas batallas en la guerra contra EEUU, y aunque muchas cosas casi han desaparecido, merece mucho la pena la visita. Además es una ciudad que cuenta con mucho ambiente, restaurantes bonitos y mucha gente en sus calles.

Hoi An - Una de las ciudades que más ganas teníamos de ver. La llaman la ciudad más bonita de todo Vietnam, y quizás llevan razón. Ha sido una ciudad que no sufrió saqueos, guerras o batallas y se ha quedado tal y como estaba en el siglo XIX. Cuenta con calles bonitas, casas de antiguos mercaderes que te transportan a épocas pasadas, cafeterías con encanto, restaurantes y tiendas de todo tipo, puentes, mucho ambiente y sobre todo, mucha gente. Que sea una de las ciudades más bonitas de todo Vietnam tiene sus cosas malas, y es que es un sitio muy turístico. Pero aún así, es un sitio super recomendable para pasar un par de días. Y si cuentas con más días, puedes acércate a algunas de sus playas que se encuentran en las afueras.

Ho Chi Ming - Segunda ciudad más importante y más poblada de Vietnam, más moderna y más occidental, pero quizás por eso tiene otro encanto. Puedes encontrar calles tradicionales y auténticas, y en la esquina siguiente rascacielos y tiendas como cualquier ciudad europea. Ha destacar su Catedral, el rascacielos más grande de todo Vietna, la oficina central de correos, pagodas, el palacio de la reunificación, templos, y el barrio de Cholón… entre otras cosas.

Desde Ho Chi Ming hicimos una excursión al Delta del Mekong. Otra maravilla de la naturaleza que pudimos ver en Vietnam. Estuvimos dos días navegando entre canales y ríos, viendo mercados flotantes, vimos como es el día a día de sus gentes, una fábrica de alfombras, otra de caramelos de coco…. y navegamos… pudimos contemplar todo lo que el delta nos ofreció. Hicimos noche en Can Tho, y disfrutamos nuestros últimos días a la orilla del Mekong.

Fueron días de mucho ajetreo, de no parar, de taxis, tuk-tuk, trenes cama, han sido 18 días en los cuales hemos visitados dos países y 8 ciudades… también han sido días de comer de todo lo que en cada pueblo era típico, ¿que en Tam Coc se come pato y cordero? ¡Pues cenamos pato y cordero! Sopas everyday (como la Pho Bo), rollitos vietnamitas, mucha fruta y verdura fresca y siempre con una buena cerveza Saigon, o Hanoi beer. Pero a parte de la gastronomía hemos disfrutado de Camboya y Vietnam, y nos llevamos en nuestros corazones un trocito de cada uno de los países. De sus gente, sus sonrisas, lo que nos han hecho vivir en nuestro viaje, su cultura y costumbres, de la vida en la calle, ya que toooodo lo hacen en la calle! Esos típicos sombreros vietnamitas que muchísima gente utiliza, tanto mujeres como hombres. Sus motos, sus 70 millones de motos, y la odisea que es cruzar cualquier calle por todo el país, pero en especial en Hanoi y Ho Chi Ming; pero lo bien que lo pasamos en Hoy An y Tam Coc cuando alquilamos unas motos y nos perdimos y recorrimos todos los alrededores. Totalmente recomendado!!! Los niños pequeños, que son lo más bonito y lo más cariñosos que hemos visto, son simplemente encantadores. Y al igual que nos pasó en Japón, se acercaban grupos de estudiantes vietnamitas que, con la excusa de mejorar su ingles, se ponían ha hablar contigo sobre de donde eres y de donde vienes. Son encantadores. Sus templos, hemos visto infinidad de ellos, y el incienso, creo que es el país que más incienso utiliza, tanto que en algunos templos no se podía respirar dentro, de la cantidad de incienso encendido. Los karaokes, al igual que los japoneses y en algunos de los países asiáticos, les encantan. La dureza de los museos de la guerra, en los cuales te hace entender muchas cosas de como son y de lo que han pasado.

Como decimos han sido 18 días que nunca olvidaremos.

Tags: Viajes Asia Vietnam Camboya 18 dias de viaje Hanoi Bahia de Halong Ninh Binh Tam Coc Hue Hoi An Ho Chi Ming Delta del Mekong

Deja tus comentarios

Publicar comentario como invitado

0

Comentarios

  • No se encontraron comentarios