Recuerda que disponemos de una sección donde damos respuesta a algunas de las preguntas o dudas que tengas!
berlin01.jpg

Curiosidades e historia que descubrimos en Berlín

La capital Alemana es una ciudad moderna, pero en la que paseando por sus calles, puedes descubrir la historia reciente de Europa. Llevábamos tiempo queriendo visitarla, y en un puente de…. Nos decimos a volar y descubrir las curiosidades y los hechos históricos que esconde esta ciudad.


Puerta de Brandenburgo

Construida en 1791, se trataba de una antigua puerta de entrada a Berlin. En 1806 después de la batalla de Jena, Napoleón se llevó a Paris la cuadriga que adorna la puerta, para exhibirla como trofeo de guerra. En 1814 tras la caída de Napoleón la estatua volvió a su lugar de origen.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la puerta sufrió grandes daños y la cuadriga resulto destruida, y en 1956 se acordó la reconstrucción de la puerta y de las cuadrigas usando los moldes originales, aunque quitando la cruz y el Águila, ya que lo consideraban símbolos del militarismo Alemán.

Con la construcción del muro la puerta quedo en tierra de nadie, atrapada entre el este y el oeste, sin que prácticamente nadie tuviese acceso a ella. Y fue en 1991 tras la caída del muro, cuando de nuevo, se decidió restaurarla (había estado 30 años sin ningún tipo de mantenimiento) añadiéndole de nuevo el Aquila y la cruz de hierro.

Un monumento impresionante, especialmente al atardecer y de noche, que ha vivido gran parte de la historia la capital Alemana.

Muro de Berlín

El Muro de Berlín dividió a la ciudad entre el 13 de agosto de 1961 al 9 de noviembre de 1989. Una parte del muro de 45 km dividía la ciudad en dos, mientras que otra de 115 km separaba la parte occidental de la Alemania comunista. Fue uno de los símbolos más conocidos de la guerra fría, y aun hoy se puede ver algunas partes del muro. La parte soviética justifico el muro diciendo que era para proteger a su población de elementos fascistas que conspiraban contra ellos, aunque en la práctica, el muro sirvió para impedir la emigración masiva después de la Segunda Guerra Mundial.

No os podéis perder el tramo más largo de muro conservado. Esta junto al puente rojo de Oberbaumbrücke, formando el East Side Gallery. Se trata de 1,3 Kilómetros de pared que constituyen la galería de arte al aire libre más grande del mundo.

Las historias detrás de las pinturas de Thierry Noir

Tanto en tienda de souvenirs como en pinturas os encontrareis muchos de estos “monigotes”, los cuales tienen una gran historia detrás de ellos.

Tenía 24 años cuando llego desde Francia a Berlin en 1982. Thierry Noir se instalado en una casa ocupada en el lado occidental de la ciudad, dividida por el Muro de Berlin y vigilado desde la zona Este por los soldados armados, que ya habían matado a un centenar de personas que intentaban cruzarlo. “sentía que necesitaba hacer algo contra ese aburrido muro. Era una especie de reacción física”. Aunque pintarlo estaba prohibido (los soldados tenían permiso para disparar en cuanto vieran cualquier actividad sospechosa), se lanzó en 1984 a garabatear dibujos chillones, protestas gráficas contra el monstruo que partía a la ciudad por la mitad en los años de la Guerra Fría.

Y así nacieron estos extraños y chillones muñecos que podréis ver en la East Side Gallery y en gran parte de la ciudad.

Memorial del Holocausto

El monumento que conmemora a los judios asesinados en Europa se extiende sobre una superficie inclinada de 19.000 m2. Aquí se levantan 2.711 bloques de hormigón de la misma longitud y anchura, aunque de diferentes alturas (desde 20cm a 4.80m). La idea de sus creadores , Peter Eisenmann y Buro Happold, era crear una atmósfera confusa e incomoda para los visitantes, fría e inhumana, como fue el régimen responsable de aquel infame exterminio. La verdad es que cuando paseas por este monumento, sientes eso, tienes ganas de pensar, de estar en silencio y te sientes realmente asilado de todo lo que te rodea.

Lo paradójico de este monumento, es que la empresa que proporciona la pintura anti-graffiti para estos bloques de hormigón, esta relacionada con la producción de Zyklon B (gas que usaron en los campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial).

La torre del reloj

Es un punto de referencia, el cual te ayuda a no perderte en Berlin. Con sus 368 metros de altura es vista desde casi cualquier punto de la ciudad y nos indica como llegar a la famosa plaza Alexanderplatz.

Esta torre, que fue construida en 1969 por la Alemania socialista, recibe el apodo de “la venganza del Papa” porque el sol se refleja en su cúpula de acero en forma de cruz, un efecto no previsto ni deseado por los comunistas cuando la construyeron.

Se puede subir a la torre, donde las vistas son espectaculares, y observar desde los 203 m de altura que esta el mirador las diferencias arquitectónicas que existen en la cuidad.

Si llegaste allí, no te puedes ir sin dar un paseo por las grandes avenidas del antiguo barrio comunista. Ver los tipos de construcciones que hay en la zona, y sentirte por un instante que estas en el pasado.

Más puentes que en Venecia y la capital mas verde de Europa

El significado etimológico de Berlín es Tierra pantanosa, debido a la naturaleza del terreno sobre el cual esta construida. Esto hace, que la capital alemana cuente con unos 1.700 puentes, frente a los 400 que tiene Venecia. Los Rios Spree, Havel, Dahme, Panke y Wuhle atraviesan la capital, por lo que podremos descubrir la cuidad también desde un barco con sus 180km de aguas navegables.

Por otro lado, casi una quinta parte de la zona urbana es bosque, lo que la convierte de una de las capitales con más zonas verdes del mundo. Su parque por excelencia es el Tiergarten (aunque no el mas grande), de unas 210 hectáreas. Significa jardín de los animales, y comenzó siendo un coto de caza privado para los reyes prusianos, para convertirse hoy dia en el jardín central de berlin. Como curiosidad, este parque (como muchos otros) llego a ser talado casi por completo durante el bloqueo comunista, por la falta de leña en la parte oeste de la ciudad.

Semáforos de Berlín

Si habéis visitado la capital Alemana seguro que habéis visto el Ampelmänchen, también conocido como Ampelmann o “muñeco con sombrero de los semáforos de Berlín”.

En 1961 el psicólogo Karl Peglau critico los primeros semáforos por no ser efectivos por la poca luminosidad que tenían, y porque las personas daltónicas no podrían distinguir los colores que se habían establecido (rojo, verde y amarillo). Su idea era añadir, además del color, una forma característica en función de lo que significaba. Su idea para el tráfico rodado aunque recibió múltiples apoyos, fracasó, debido al coste que suponía cambiar toda la infraestructura ya creada. Por ello Peglau pensó en la señalización para el tráfico de peatones, compuesto por todo tipo de personas (niños, ancianos, discapacitados…) que necesitaban una señalización clara, por lo que suprimió el amarillo y usó una silueta de un hombrecillo cuyo lenguaje gestual fuera comprensible para todo el mundo. La secretaria de Peglau, dibujo el Ampelmann, que contó con la aprobación de la autoridades.

Ese mismo año se instalo el primer ampelmännchen en la ciudad, prestando mas atención al echo de la instalación de un semáforo en la ciudad que en el nuevo monigote. Poco a poco la figura fue calando en la población, y fue en los años 80 cuando el Ministerio de interior de la RDA empezó a utilizar este muñeco con fines didácticos en las escuelas.

Hoy día es difícil no cruzarte con alguna tienda de souvenirs que no tenga algún “muñeco del semáforo” en todos los soportes imaginables.

Tags: Viajes Europa Alemania Berlin

Deja tus comentarios

Publicar comentario como invitado

0

Comentarios

  • No se encontraron comentarios