Recuerda que disponemos de una sección donde damos respuesta a algunas de las preguntas o dudas que tengas!
Budapest7.jpg

Hungría - Budapest día 1

Hungría.- un viaje que nos descubrió un país europeo que desconocíamos, pero que resultó tener todos los ingredientes para convertirse en uno de los países más completo, con una preciosa capital, Budapest, bañada por el Danubio, una gastronomía rica, y unos pueblos de cuento. ¿Nos acompañas a descubrir Budapest?

HUNGRIA - BUDAPEST

Panorámica del Danubio.

Este año se acercaba la fecha de semana santa y no teníamos ningún viaje a la vista, cuando finalmente nos pusimos a mirar destinos para esa fecha, pensamos en algún lugar de Europa; Escocia? Bélgica? Italia? Y de repente nos vino a la mente unas fotos que habíamos visto en instagram de nuestros amigos viajeros… sobre el Danubio, el bastión de los pescadores, un bonito parlamento… y lo tuvimos claro, el destino tenía que ser BUDAPEST!

Lo siguiente fue sacar los billetes, lo hicimos desde la web de edreams y nos costaron 140 euros desde Málaga. No es un mal precio teniendo en cuenta que era plena semana santa, pero si tenéis flexibilidad de fechas seguro que lo podéis encontrar más baratos. Nosotros nos íbamos por 6 noches, así que lo siguiente fue decidir el alojamiento. Después de mirar en nuestras páginas de referencia de booking y airbnb, nos decidimos por Wind Quuen Apartament, en el barrio judío, cerca de la sinagoga, se supone que uno de los mejores barrios para alojarse. Las seis noches nos costaron 370 euros para 4 personas, y la verdad que la estancia fue bastante agradable por la ubicación y por que en el apartamento no faltaba de nada. Así que os lo recomendamos!

Y después de los preparativos… empieza el viajeeee!

DIA 1 - ADENTRÁNDONOS EN BUDAPEST

Iglesia de Matias.

Decidimos dedicar el primer día a conocer un poquito la ciudad, adentrarnos en sus calles y hacer un reconocimiento de toda la ciudad para una primera toma de contacto. Ya luego podríamos volver a cada uno de los sitios que más nos gustaran más tranquilamente. Hay que decir que la ciudad está partida en dos por el río Danubio; Buda y Pest. La parte de Buda es donde están los edificios antiguos más importantes, como el Bastión de los pescadores o la Iglesia de Matias. Esta zona esta llena de colinas y desde ellas hay unas vistas preciosas del río y de la otra parte, Pest. En esta segunda zona, mucho más llana, esta la parte más moderna de la ciudad, donde se encuentra otros edificios importantes como el Parlamento o la Basílica de San Esteban.

Por eso la primera mañana la dedicamos a hacer un free tour. La verdad que siempre lo hacemos, sobre todo en los países de Europa, nos gusta que nos expliquen un poco la historia y las costumbre de las ciudades y países, se aprende mucho y conoces sitios y cosas que sin una excursión como ésta nunca la descubrirías.

Puente de las cadenas.

El free tour salía desde una de las plazas más importantes y a la que luego volveríamos 20 veces más, Vorosmarty Ter. Esta plaza tenía instalados unos puestecitos de comidas y cositas para vender con la excusa de la semana santa, que la verdad que le daban un encanto especial a la plaza. A las 10 salía el tour y había en varios idiomas, pero sin duda alguna el grupo más numeroso y con diferencia era el grupo en español. Como se nota que al español le gusta viajar!!! Nos tuvieron que dividir en dos y empezamos!!! Hicimos un recorridos de casi tres horas por todo Budapest, recorriendo ambas orillas del Danubio, Buda y Pest y visitando los monumentos más característicos, nuestro guía era húngaro pero en un perfecto español nos contó un montón de historias sobre la segunda guerra mundial, los reyes de Hungría, lo que sufrieron con la dictadura comunista…. sin duda es imprescindible, a nuestro juicio, un tour como este o cualquier otro para conocer de verdad una ciudad.

Mercado Central.

  • MERCADO CENTRAL.- Cuando terminamos del tour era la hora de comer y decidimos ir al Mercado Central, ya que al ser semana santa había varios días que estaba cerrado. Al mercado central nosotros llegamos andando, pero se puede ir en tranvía y en metro, ya que hay paradas en la plaza frente del mercado. Es un imponente edificio muy bonito, donde en la parte de abajo hay puestos de verduras, carnes, fiambres, y todo tipo de comida, así como algún puesto de cosas típicas del país, y en la zona de arriba lo que encuentras son restaurantes y puestos de comida para llevar y alguna tienda de souvenirs. Nuestra idea era comer allí, pero cuando llegamos era tal la cantidad de gente que había que era imposible… así que tras varios intentos fallidos por comer en el mercado decidimos irnos a comer fuera del mercado en la cercana y famosa calle Vaci Utca.

Esta calle es una de las calles más importantes, calle peatonal, larga y con un montón de tiendas y firmas de ropa de todas las marcas que te puedas imaginar es una de las calles más famosas de la ciudad. Decidimos comer en esta calle en el restaurante Monarchia Old, ya que una chica muy amable nos explicó desde el exterior un menú tradicional húngaro a muy buen precio. Sin embargo finalmente lo que nos encontramos en el restaurante fue una pésima comida y un sitio un tanto oscuro y sucio, además en la cuenta nos cobraron unos suplementos que no entendimos, que hizo que nos saliera bastante caro una comida más que normalita. NO lo recomendamos.

Imagen del Danubio desde la colina Gellert.

Después de la comida y ya que estábamos cerca de uno de los puentes de la ciudad, el Puente de la Libertad, decidimos cruzarlo y subir a las colina de Guellert. La subida es un pelín larga, con varias cuestas, pasas por el hotel y los baños Guellert, muy famosos, y finalmente llegas a lo alto de la colina, desde donde veréis unas vistas de todo el Danubio y de todo Budapest que os enamorarán. En lo alto de la colina también encontrareis la Ciudadela y el Monumento a la Independencia. Sin embargo lo más bonito de toda esa zona serán las preciosas vistas.

Después de fotos y más fotos y de admirar ese paisaje que nos ofrecía, empezamos a bajar pero por el otro lado de la colina, que nos dejo en el Puente de Isabel.

Y para el hotel!! fue un día de mucha caminata y nos decantamos por ir al apartamento y descansar. De camino y cerca de nuestro barrio había muchos supermercados, donde compramos un poco de todo para hacer las cenas la mayoría de los siguientes días, además del desayuno y alguna chocolatina y porquerías varias, jajajaj, y así adentrarnos un poco también en la gastronomía y los productos locales; ammm y vino tinto. Ya que Hungría es un gran productor de esa bebida que tanto nos gusstaaa!

 

 

Tags: Viajes Fin de Semana Escapada Semana Santa Budapest Hungría Viaje Danubio

Deja tus comentarios

Publicar comentario como invitado

0

Comentarios

  • No se encontraron comentarios