Recuerda que disponemos de una sección donde damos respuesta a algunas de las preguntas o dudas que tengas!
  • Inicio
  • Viajes
  • Europa
  • Rumanía
  • Poiana Brasov y Viscri - Una estación de esquí y un pueblo de cuento. Seguimos adentrándonos en Transilvania.
rumania08.jpg

Poiana Brasov y Viscri - Una estación de esquí y un pueblo de cuento. Seguimos adentrándonos en Transilvania.

 Y seguimos nuestro roadtrip por Transilvania!! Después de dedicar dos jornadas a los castillos más importantes de Rumanía, toca descubrir otras poblaciones con muuucho encanto! 


POIANA BRASOV 

Incrustada en los Cárpatos es un sitio ideal para pasear, ver paisajes de cuentos entre pinos y casitas de madera. Nosotros no lo teníamos como imprescindible en nuestro viaje, pero como el día que visitamos el Castillo de Bran terminamos pronto, y se encontraba a solo media hora de allí, decidimos pasarnos por este paraje natural y mereció mucho la pena!! 

Poiana Brasov es una de las estaciones de esquí más importantes de Rumanía, pero nosotros estuvimos en el mes de Agosto, por lo tanto, nieve poca… sin embargo en verano se convierte en un bonito campo lleno de verde. Aprovechamos para dar un largo paseo, disfrutar de la naturaleza, y a la hora de la comida estuvimos en uno de los muchos restaurante de la zona. La verdad que la comida fue bastante contundente y abundante, a base de carne, estofado, patatas, etc… en este lugar en invierno hace mucho frío y lo combaten con la comida, y en verano siguen con la misma carta. La  verdad es que comimos muy bien, y probamos carne de… oso! Pedimos un plato de esta carne para compartir y probarlo un poco, he de decir que la carne estaba bastante buena y se puede asemejar, como dije con antelación, a las carnes que he podido comer en España de caza, estilo jabalí, ciervo… algo así.

Después de la comida dimos un largo paseo por lo que en invierno se convierten en pistas de esquí. Y para terminar, estuvimos en una iglesia ortodoxa preciosa en medio de la naturaleza. Coincidió que en ese momento estaban dando misa, nos quedamos allí un rato, compramos  algunas cosas y nos fuimos. De camino al coche nos encontramos con un rebaño de vacas pastando en mitad del campo, tan tranquilas ellas. Después de hacernos las oportunas fotos, fuimos caminando al coche.

VISCRI

Soy una loca de las guías, lo reconozco. Me las leo y me las releo. Antes de ir al país me se todas las calles, todos los monumentos y todos los museos a los que voy a ir. En la guía Lonely Planet de Rumanía venía una pequeña aldea, perdida en mitad de Transilvania donde te recomendaban encarecidamente ir. Y claro, no pude evitarlo y terminamos yendo a Viscri.

La carretera que te lleva a la aldea hay que decir que es penosa… baches, boquetes, chinos… pensé que me había equivocado al decidir ir allí… Sin embargo cuando llegamos, me di cuenta que había merecido la pena. Había varios coches de turistas y me imaginé que acabaron en aquel pueblo al igual que yo siguiendo la pista de la guía tan famosa.

Es una aldea pequeña pero tiene una cosa que a mi me encantó; su iglesia fortificada. La iglesia data de 1928 y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Tiene una arquitectura campesina, y es una de las iglesias fortificadas sajonas más famosas. Desde fuera ves una fortaleza, con sus torretas y sus muros, y dentro hay una pequeña iglesia. Nosotros la recorrimos entera, entramos en la iglesia, echamos un vistazo al pequeño museo que hay, y subimos a la torre desde donde hay una vista muy bonita de la aldea, y de los alrededores. Hay que tener bastante cuidado cuando subes, por que la verdad es que las escaleras están bastante gastadas y son muy estrechas, además de que está todo un poco oscuro; así que si queréis subir tened cuidado! Después de visitar la iglesia fortificada, dimos una vuelta. Es una aldea bastante pintoresca, con todas las casas bajitas, todas iguales aunque de diferente color, apeaderos donde beben caballos y burros, señoras sacando agua de un pozo… es como si acabaras de retroceder en el tiempo hasta la edad media.

Si os decidís a ir a esta pequeña aldea tenis que coger la carretera que une Brasov y Sighisoara, y coger la carretera que encontrareis a la altura del pueblo de Bunesti. Como hemos dicho la carretera hasta llegar a Viscri hay que echarle paciencia, por que son unos 8 kilómetros pero se tarda unos veinte minutos en llegar. Si tenéis tiempo y visitáis la zona de Transilvania con tranquilidad este es un sitio más que recomendable.

Tags: Viajes Rumanía Europa Castillos poina brasov viscri estacion esqui

Deja tus comentarios

Publicar comentario como invitado

0

Comentarios

  • No se encontraron comentarios