Recuerda que disponemos de una sección donde damos respuesta a algunas de las preguntas o dudas que tengas!
siguisoara1.jpg

Siguisoara y Rasnov - De pueblos y fortalezas medievales va la cosa.

 En las siguientes etapas nos dirigimos hacia dos pueblos en los que la época medieval se nota en cada una de sus calles. 


SIGUISOARA 

La siguiente parada imprescindible es Siguisoara, ésta ciudad nos encantó! Aquí ya no es como lo visto hasta entonces, pequeños pueblos o aldeas, sino que es una población bastante más grande con un montón de cosas que visitar, aunque nosotros solo le dedicamos una jornada a pasear por sus calles. 

Siguisoara es un pueblo medieval que ha sabido mantener la esencia en su casco histórico, sus murallas, sus calles, y las iglesias medievales que te encuentras paseando. Fue declarado, al igual que la iglesia de Viscri, como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

 

Torre del Reloj 

Una de las cosas que primero fuimos a ver cuando llegamos, fue la Torre del reloj, está en el centro del pueblo y es bastante alta, así que la veréis desde cualquier punto. A la torre se puede subir y es muy recomendable, no por el museo que hay dentro que no tiene mucho interés, sino por las vistas tan espectaculares que se ven desde arriba de todo el pueblo. Al bajar te encuentras en una plaza, pues un poco mas adelante a la izquierda se encuentra la casa natal de Vlad Tepes, como ya sabéis el personaje histórico en que se basó la novela de Drácula. Podéis entrar si queréis pero no hay gran cosa; un restaurante es en lo que se ha convertido la casa natal, pero nosotros no comimos allí por que no teníamos muy buenas referencias del sitio. Enfrente de la casa natal de Vlad Tepes está la iglesia (luterana) del monasterio (Biserica Manastirii), cerrada cuando nosotros estuvimos por lo que no pudimos verla por dentro.

Vista desde arriba de la torre

Después lo que tenéis que hacer es pasear, y pasear… perderos entre las calles que componen este maravilloso pueblo medieval con sus calles empedradas y sus casas de colores. Desde la plaza principal, Piata Cetatii, cogiendo la Strada Scolii llegaremos a unas escaleras muy características, ya que son unas escaleras de madera cubiertas, consta de más de 150 escalones. Tras subirlos, nos encontramos en una pequeña colina donde está ubicada la Iglesia (católica) de la colina, con su antiguo cementerio. Quisimos entrar a la iglesia pero había que pagar y al final no entramos. Dimos una pequeña vuelta por la colina y bajamos de nuevo a seguir disfrutando del maravillo pueblo con esa ambiente tan medieval.

Iglesia de la Colina

También hay desperdigadas por toda la ciudad una serie de torres; la torre de los zapateros, la torre de los curtidores, y la torre de los carniceros. Están alrededor del casco histórico, y es interesante ir buscándolas por la ciudad. Antiguamente había más torres, una por cada una de las profesiones importantes en la edad media, pero en la actualidad solo quedan en pie tres de ellas.

Calles de Siguisoara

Nosotros este día comimos pizza!! Estuvimos en un restaurante con una gran terraza donde descansar después de un larga mañana. Las pizzas no estaban nada mal y si vais cuando hace buen tiempo en la terraza se está muy bien. Es una buena opción si queréis descansar de comida rumana. El sitio se llama Jo Pizzerie, y está cerca de la torre del reloj, a unos 200 metros en una plaza que se llama Hermann Oberth. Si preferir otro tipo de comida, Siguisoara está repleto de sitios donde poder comer.

 

RASNOV

Entre Brasov y Bran hay un pequeño pueblo llamado Rasnov; no es uno de los mejores pueblos que encuentres por la zona, y si vais con el tiempo justo no os lo recomendamos, pero si teneis una mañana libre, lo que sí te recomendamos es que vayas a Rasnov a ver su ciudadela.

A la ciudadela se puede acceder aparcaron el coche en la entrada, o desde el centro del pueblo cogiendo una especie de ascensor. Otra opción es subir en un trenecito, que es un tractor en realidad, que te deja en la puerta de la ciudadela.

Fortaleza de Rasnov

La ciudadela está situada en una colina y desde arriba se ven unas vistas preciosas. Nosotros seguimos visitando la ciudadela por dentro, pero desafortunadamente no queda mucho en pie, solo algunas casas que ahora están reconvertidas en tiendas de souvenirs. Poco más. Todo está derruido aunque lo que si se conserva son las murallas exteriores. Quizás sea más bonita la vista de la ciudadela desde abajo desde el pueblo, que una vez arriba. Sin embargo si tenéis la posibilidad os lo recomiendo sobre todo por las vistas que contemplareis desde arriba. La visita no os llevará mas de una hora.

Interior de la fortaleza 

Cerca de la entrada a la ciudadela se encuentra un parque temático de Dinosaurios, llamado Dino Park, parecía bastante grande, y puede ser una muy buena opción si vais con niños pequeños, nosotros solo pasamos por la puerta.

Después de la visita a la ciudadela bajamos de nuevo al pueblo y dimos un pequeño paseo, lo más importante que ver es la Iglesia Evangélica que se encuentra en el centro; visitar el pueblo no os llevará mucho tiempo ya que no tiene muchas cosas interesantes. 

Vista de la fortaleza desde la parte trasera 

Tags: Viajes Rumanía Europa Castillos Siguisoara Rasnov

Deja tus comentarios

Publicar comentario como invitado

0

Comentarios

  • No se encontraron comentarios