Recuerda que disponemos de una sección donde damos respuesta a algunas de las preguntas o dudas que tengas!
Sibiu2.jpg

Sibiu y la carretera Transfagarasan

Y para finalizar este maravilloso viaje nuestra última etapa por Sibiu y la carretera Transfagarasan. 


SIBIU 

Otra de la jornada la dedicamos a visitar Sibiu, otra de las ciudades medievales junto con Siguisoara. Tiene un casco histórico pequeño y acogedor,  y en una mañana puedes verlo perfectamente. 

 Vista de la Torre del concejo desde la Plaza Mica.

El centro se divide en la ciudad alta y la ciudad baja, nosotros nos centraremos en la ciudad alta, ya que es la que tiene más atractivo. La ciudad alta está compuesta por tres plazas, la Piata Mare, la Piata Mica, y la Piata Huet.   

La Piata Mare, la gran plaza, es la mayor plaza de Sibiu, cuando nosotros fuimos había un festival de bailes regionales y estaba muy ambientada! En esta plaza encontraremos el Ayuntamiento, la Torre del concejo, el Museo Brukenthal, con colecciones de arte rumano y occidental, y una Iglesia católica de estilo barroco. Nosotros aquí solo entramos a la Iglesia; al museo y a la Torre del consejo, a la que se puede entrar para ver el mecanismo de su reloj, no entramos.

Dos callejones que atraviesan la Torre del concejo desembocan en la Piata Mica, la pequeña plaza, esta mucho más acogedora que la anterior, aquí lo que encontrareis serán muchos sitios para comer, ya que la plaza está llena de restaurantes. Además encontraras dos museos (a los cuales no entramos). En uno de los extremos de la plaza está el puente de los mentirosos, puente muy famoso ya que fue el primer puente de hierro fundido construido en Rumanía en 1859, y que conecta la ciudad alta con la ciudad baja. Hay muchas leyendas relativas a lo que les pasaba a los mentirosos que lo cruzaban, comerciantes que engañaban a sus clientes, novios que hacían falsas promesas de amor… todos acababan cayéndose desde el puente. Nosotros fuimos en verano y el puente estaba lleeeeeno de flores, es un punto ideal para hacerse algunas fotos.

Vista de la Torre del concejo, esta vez desde la Plaza Huet.

Justo en el puente te encontrarás una calle a la izquierda que conecta con la plaza Huet; si coges esa calle te encontrarás una oficina de información turística, que nunca está mal saber donde hay una. Pues ahí es donde está la Catedral Luterana Evangélica, pero estaremos en su espalda, así que habrá que bordearla para poder verla desde la entrada principal. Es una Catredral muy bonita construida en el 1520 bajo las ruinas de otra iglesia más antigua. La plaza Huet a parte de la Catedral no tiene ningún edificio importante más, pero es una bonita plaza, al igual que las anteriores. Y después de ver ésta plaza habrás estado en las tres plazas importantes que tiene Sibiu. 

Luego debes coger la calle que se encuentra a tu derecha (si estas mirando a la Catedral) esta calle conecta con una esquina de la Piata Mica, y pasando por un callejón que te encontrarás casi enfrente volverás donde empezaste, en la Piata Mare.

Este es el recorrido que nosotros hicimos el día que estuvimos en este maravillo pueblo. Quizás le dedicamos menos horas que a otras ciudades pero fue por que quisimos aprovechar la vuelta para conocer la ruta que pasa por la Carretera Transfagarasan (de la que luego os hablaremos). 

Una de las curiosidades de este pueblo, son los llamados ‘ojos’ de Sibiu. Algunas casas del pueblo tienen una serie de ventanas muy características en la parte de arriba de las casas, que desde fuera parecen ojos. Así vas por el pueblo y siempre tienes la sensación de que te están mirando….

Los ojos de Sibiu en Plaza Mica.

Sibiu cuenta con muchos restaurantes por todo el casco histórico, las dos zonas que cuentan con mas restaurantes son la Piata Mica y la Starda Nicolae Balcescu (una de las calles que sale de la Piata Mare). Nosotros comimos en un sitio en la Piata Mica llamado Delis, con una gran terraza, comimos platos típicos y estuvo bastante bueno, aunque un poco caro. Había una camarera que hablaba español muy simpática!

Ojos de Sibiu desde la Plaza Mare.

 

UN PASEO POR LA CARRETERA TRANSFAGARASAN

Esta carretera se convirtió en famosa desde que el programa Top Gear la declarara como la mejor carretera del mundo para conducir. Desde entonces una carretera que había pasado un poco desapercibida sucumbió a los turistas y curiosos.

Esta carretera se construyó en la época de Ceausescu y es la carretera más alta de toda Rumanía, llegando a los 2034 m de altitud cruzando las montañas Fagaras en los Cárpatos. Hay que decir que esta carretera se encuentra cerrada desde mediados de octubre hasta finales de junio ya que la nieve impide pasar por la carretera. Nosotros al ir en pleno agosto no tuvimos problemas.

 

La ruta por esta carretera puede hacerse desde el acceso norte desde Cartisoara o desde el acceso sur por la localidad de Curtea de Arges, son alrededor de unos 100 kilómetros. Nosotros la hicimos por el acceso sur, sin embargo no hicimos la ruta al completo sino que llegamos a la parte más alta, el Lago Balea, y volvimos a bajar por el mismo sitio. Tenemos entendido que la zona más bonita es toda la parte sur (que es la que nosotros hicimos), pero si tenéis la posibilidad hacer la ruta al completo!!

La ruta la empezamos desde Curtea de Arges, y los primeros kilómetros pasan entre poblaciones y paisajes que no tienen mucho interés, pero pronto el paisaje cambiará y nos adentraremos en un bosque lleno de arboles de un verde intenso. Visualmente la ruta es preciosa, aunque habrá que esperar un poco más para empezar a ver esas curvas serpenteantes tan características de esta carretera. A medio camino encontraremos una de las primeras paradas obligatorias en el camino, la Cascada Balea, un salto de agua precioso. El punto exacto del salto de agua lo veremos en una curva cerrada donde hay un montón de coches aparcados en el arcén y tiendas de puestecillos de comida y venta de productos de la zona. Desde ahí empieza una ruta de aproximadamente una hora y media hacia la cascada.

Después de la parada de la Cascada Balea sigue la ruta por la carretera Transfagarasan y poco después es donde se empieza a ver todas esas curvas que harán la experiencia inolvidable. Curvas, curvas y aunque aquí desaparecen los arboles, el paisaje sigue siendo muy bonito.

Lago Balea.

Finalmente llegaremos a fin de nuestro trayecto. El Lago Balea, un lago de origen glaciar muy bonito que se encuentra en mitad de la montaña. Allí aparcamos el coche y estuvimos recorriendo los alrededores. Desde allí es donde se ven una de las mejores imágenes de la carretera. Además del lago y de un restaurante que se encuentra al lado, lo que abundan son los puestecillos y tenderetes con productos y alimentos.

Había tipos de salchichones y chorizos, patatas asadas, dulces, mieles, tipos de panes… todo tipo de productos de la zona. Ademas al lado del lago había una tirolina para los mas pequeños. Desde ese punto, salen muchas rutas de senderismo de diferentes duraciones; pero nosotros no hicimos ninguna.

Después del paseo, de las fotos y de comprar alguna que otra cosa para comer, volvimos al coche y deshicimos el camino.

IMPORTANTE!!! No cometáis el mismo error que nosotros cuando vayáis a esta zona. NO vayáis en fin de semana!!! Hay que tener en cuenta que ésta carretera solo está abierta unos 4 meses al año, y los fines de semana es un destino habitual de los rumanos de la zona que van allí para pasar el día. Nosotros no caímos en ese aspecto y nos plantamos allí un domingo… y la caravana fue monumental… Estuvimos casi una hora parados, entre las ovejas que pastan por ahí, los coches que paraban para sacar fotos, infinidad de gente, coches aparcados en todos lados… La verdad que fue un poco locura. No me arrepiento de haber ido, sin embargo si tengo la posibilidad de volver a visitar la Transfagarasan, no lo haré en fin de semana. Tenedlo en cuenta!!

Caravana en la carretera.

Y este es el último post de nuestro roadtrip por Rumanía, sobre todo por la zona de Transilvania y también por la capital, Bucarest. Ha sido un viaje lleno de sorpresas (ya que cada pueblo o ciudad al que llegábamos nos sorprendía más) de comilonas y de conocer un país que nos ha enamorado, con Drácula y todos los castillos que pudimos ver. Esperamos que os sirva de ayuda este post y que también pueda servir de inspiración para que elijáis este país como destino para vuestras próximas vacaciones!! Hasta pronto viajeros!!

Tags: Viajes Rumanía Europa Castillos Sibiu Transfagarasan

Deja tus comentarios

Publicar comentario como invitado

0

Comentarios

  • No se encontraron comentarios